Ventajas de los escaparates interactivos

El escaparate su función

Los escaparates son un elemento primordial de atracción y exposición de una tienda o comercio en la relación física y real con los posibles clientes en su desplazamiento por la calle o interior de grandes centros comerciales. Esta comprobado que cuando caminamos por una acera de una ciudad o de un centro comercial vamos observando los escaparates y si alguno nos llama la atención nos paramos y lo observamos más detenidamente.

Foto de Floaragrauso en Pixabay

Desde siempre se han ido vistiendo de decoración y ambientación para presentar y apoyar al producto ante los clientes, a esta situación inicial se han ido añadiendo elementos aprovechando los adelantos tecnológicos con efectos de iluminación, paneles fotográficos luminosos son imagen estática y monitores displayando vídeos y secuencias de fotos.

Foto de Bizwon en Pixabay

Todos estos elementos se colocan con la finalidad de atraer la atención del que pasa por delante y sobre todo aumentar el tiempo de permanencia ante el escaparate para posibilitar la elección de uno de nuestros producto o al menos la entrada al interior del negocio para proseguir el proceso de selección y compra.

La interacción no es un elemento más

Añadir a todas las herramientas anteriores la interacción es un salto exponencial, la interactividad entra en juego cuando el usuario ya se ha parado ante el escaparate y genera una nueva experiencia que aumentará el tiempo de permanencia en el escaparate y por lo tanto las posibilidades de terminar el proceso de compra.

Foto de Vladvictoria en Pixabay

Para el espectador al poder personalizar y tomar decisiones sobre el propio escaparate, se hace la relación más personal y cercana empatizando más con el producto.

Para obtener este resultado la interacción debe de ofrecer una experiencia de uso satisfactoria basada en la sencillez de uso y la rapidez de respuesta, además de la espectacularidad de la presentación.

El espacio interactivo del escaparate debe de ofrecer en un primer momento una función de llamada de atención identificando su característica de interacción y cambiar a un interfaz amigable y sencillo en el momento que detecta una interacción.

La interactividad no solo cambia y enriquece la experiencia del espectador sino que al ser bidireccional nos devuelve información sobre su comportamiento y uso de la información que le estamos ofreciendo en el escaparate.

Foto de Pixabay

Porque un escaparate interactivo si ya tengo una web

Es cierto que internet es un escaparate abierto las 24 horas al día en la red y que cualquiera sentado delante de un ordenador o manejando su móvil o tablet, puede hacer búsquedas en la red para encontrar el producto que busca, incluso encontrarse herramientas interactivas del mismo estilo o finalidad que se puedan tener en el escaparate físico interactivo.

Pero con el escaparate físico mantenemos una relación de ubicación, nos estamos desplazando por el espacio real cercanos a una experiencia visual y sobre todo táctil totalmente real, podemos entrar en el negocio para tener una relación física y real con el producto lo podemos tocar antes de finalizar la compra.

Foto de FotoRieth en Pixabay

El impulso de compra ocurre en diferentes momentos y es importante que aprovechemos todos los medios a nuestra disposición para aprovechar ese momento y provocar la compra. Con la interacción acercamos la experiencia en al tienda física a la experiencia de navegación por Internet mezclando las dos visiones y apoyando la decisión de compra.

La decisión de compra no siempre depende del precio y disponibilidad del producto, que tienen gran fuerza de uso en la compra y comparativa online, en otras ocasiones el producto no esta decidido y en esas situaciones funciona mucho mejor el escaparate físico.

Tampoco hay que olvidar que Internet es inmenso y que te encuentren es realmente complicado, en cambio el que pasa por delante de tu tienda está en contacto directo contigo y además resulta muy difícil saltar a otra oferta en contraposición con la facilidad que hay en Internet.

El escaparate físico al incorporar la interacción ofrece además posibilidades de pasar a el espacio online, sobre todo cuando solo se tiene accesible el propio escaparate al estar el comercio fuera de sus horas de apertura.

  1. Aviso legal
  2. Política de Privacidad
  3. Política de cookies